Nunca Digas Nunca (SL1)

Hoy toca promocionarse. Es una de las cosas que más rabia me da de todo esto. Quizá por falta de confianza, unido al temor de resultar molesta o pesada. Así que, aparte de subir en mis muros de Facebook los enlaces, no había compartido nada más. Y hoy me he decidido a compartirlo aquí.

Os quiero hablar sobre esta serie, que iré subiendo poco a poco en Amazon y en los distintos lugares en los que he subido la primera. Pero no os voy a hablar con intención de promocionarla (que también), sino sobre mi experiencia personal y las satisfacciones que me ha traído.

La primera vez que publiqué Nunca Digas Nunca, lo hice con el título de la serie, porque en ningún momento había pensado en publicar más. Era un proyecto que estaba ahí para mi familia y amigos. No me esperaba, ni mucho menos, que llegase a tanta gente. Para aquella primera publicación usé esta portada:

Nunca pensé que esta novela tuviese tanto éxito. Aunque entendamos éxito no como el ser absolutamente conocido y que te paren por la calle o te inunden Facebook con solicitudes de amistad, sino como llegar a los lectores. Es decir, que te lean y gustes y que vayas llegando a más y más lectores a través del boca a boca, en lugar de hacerlo a base de spamear en grupos. Yo siempre digo que prefiero tener cinco lectores de calidad a cincuenta seguidores que ni siquiera te leen.

Secret Life es, para mí, una de las mejores experiencias de mi vida. He vivido momentos muy dulces gracias a ella y, los amargos, lo han sido porque yo no supe gestionar el «éxito». Era algo inesperado, así que no supe lidiar con algunas cuestiones.

Creo que hay pocas cosas tan maravillosas como ser leída y saber que gustas. Los correos en los que los lectores te hablan sobre tus personajes como si estuviesen vivos, en los que muestran su indignación por la actitud de alguno de ellos, no tienen precio. En serio. Recuerdo uno en concreto, en el que una señora me dijo que Colin era un cabrón por desvirgar a Jared. Estaba indignadísima porque «no lo había respetado». Y también recuerdo con mucho cariño a un chico de nombre D. (si lees esta entrada, ya sabes que es por ti) en la que me decía que la historia de Sakis (Secret Life 3) le había dado la esperanza de ser aceptado por su familia. Me contaba que quería vivir su sexualidad libremente, pero que debía cumplir los estándares marcados por su familia que, aunque no es de la privilegiada posición económica de la de Sakis, es profundamente católica y cree que uno debe dar una imagen al exterior. Se había identificado completamente con el personaje. Un chico me contaba que se sentía absolutamente identificado con Misha (Secret Life 2), porque es muy duro lidiar con alguien que tiene miedo y acabas teniendo tú los mismos miedos. Otros, por el contrario, se identificaban con los secundarios. Pero todos, absolutamente todos, me han regalado palabras maravillosas. Y estas palabras no eran maravillosas por ser buenas críticas, sino porque me contaban sus historias, como si mis personajes nos hubiesen acercado.

Recuerdo a una madre que me comentó que había comenzado a leer homoerótica para comprender a su hijo que, aunque todavía no había salido del armario, en algún momento lo haría. Otra, con la que tuve trato durante un tiempo, sospechaba que su hijo «bateaba en los dos campos» y se había acercado a este género por lo mismo que la otra.

En más de una ocasión otros escritores me han dicho que sus lectores se habían acercado a ellos de forma diferente, más en modo fan que en plan confidencial. Supongo que todo depende de lo que transmitas. Yo agradezco todas esas confidencias, los miedos de las madres, los hijos, el pánico a salir del armario por culpa de la sociedad y los padres… creo que, si tuviese que quedarme con algo de las experiencias que me ha aportado esta serie sería, precisamente, la parte humana.

También me han hecho críticas negativas. De muchas he aprendido y otras me han ofendido, algunas me las he pasado por el arco del triunfo y algunas ni siquiera he terminado de leerlas. He recibido correos surrealistas, me han acosado sexualmente (bueno, a mí no, a Christian Black), me han insultado por escribir este tipo de novelas, se han burlado de mí o me han mirado con extrañeza. Pero después de cinco años de haber publicado Nunca digas Nunca por primera vez, he soltado lastre y he decidido publicarla de nuevo con un lavado de cara.

Muchas cosas han cambiado desde que la publiqué en 2010. Yo he cambiado, mi perspectiva del mundo, mis esperanzas y necesidades y, según me han dicho, también mi forma de escribir. Lo que no ha cambiado es mi amor por mis personajes. Independientemente de que, por una mala gestión de mis emociones, haya renegado de Christian Black, jamás lo he hecho de mis niños. Porque, para mí, Sakis, Colin, Jared, Misha, Jacob y Cristian son mis niños. A unos los quiero más y a otros menos y es obvia mi debilidad por los dos primeros. Es algo que no puedo negar.

Durante un tiempo estuve convencida de que dejaría morir la serie igual que di la espalda en 2012 a Christian Black, pero tras escribir Secret Life 4 por petición popular, me he dado cuenta de que el problema no estaba donde yo creía, sino en mí. Por eso he decidido lavarle la cara, darle el aspecto que se merece y lanzarla de nuevo al mundo. La acogida ha sido genial a pesar de no haberla promocionado. Personalmente, me importa un bledo el posicionarme más o menos alto, aunque reconozco que verme ayer entre los tres más vendidos de Amazon en su categoría, me ha alegrado el día. No por la posición, sino por la inyección de autoestima que, de vez en cuanto, también la necesito. No sé el tiempo que estuvo ahí y tampoco me importa. ¿Sabéis por qué? Porque por un instante sentí la misma emoción de la primera vez que vi en Bubok que había vendido un libro más allá de mi familia y amigos. Había perdido esa ilusión, así que sólo por eso, merece la pena.

Así que, queridos lectores pasados, presentes y futuros:

Muchas gracias

Gracias por esas confidencias, por vuestras críticas, por ayudarme a madurar, por regalarme sonrisas (y alguna carcajada) y, en definitiva, por permitirme saborear la mejor parte de escribir: vuestras reacciones.

Gracias a quienes iban leyendo y explosionando a través del privado o el correo electrónico a medida que avanzaban. Gracias a los que lo hicieron después de leer las novelas una a una o la serie completa. Gracias por las críticas constructivas, por hacerme sonreír cuando me decís eso de que tengo que meter más sexo en las novelas y, en definitiva, gracias por todo lo que me habéis dado. Es por eso por lo que decidí reeditar la serie y finalizarla con la historia de Sakis y Colin. Os lo debo, porque habéis sido geniales.

Esto suena a despedida y lo es. Secret Life termina con la historia de los protagonistas de la misma (aunque aún no he decidido si publicarla en uno o dos volúmenes) y, como veis, Christian Black ha dejado paso a Mery. Aunque eso no significa que deje de escribir. Os debía todo esto, pero seguiré escribiendo y publicando. Es cierto que con SL se cierra un ciclo estupendo y espero empezar uno nuevo igual de maravilloso en vuestra compañía. Pero SL termina ya. Quizá Colin haga algún cameo en alguna novela (será muy difícil prescindir de él), pero todo tiene su fin.

Venga, va, que se me va a escapar alguna lagrimilla y no es plan, que parece que me voy al fin del mundo sin intención de volver 😀

Ea, vídeo para ponernos en situación y os dejo los enlaces de la novela para que la compréis si queréis.

El 16 de noviembre de 2015 aquí:

10339777_534334250049283_921379701147307227_n

Anuncios

14 comentarios en “Nunca Digas Nunca (SL1)

  1. Excelente entrada Mery, debo confesarte q no te conocía 😦 pero nunca es tarde, haré lo imposible por leer tus libros, pues me has dejado picada 😀
    Q vídeo por el amor de Dios, q vídeooooooo!!! entiendo q es la imagen por la promo de la novela, pero….son de alguna peli en particular? COMO SE LLAMAAAA!! jajajajajaja
    Besos, abrazos y saludos.

    Me gusta

    1. Gracias! Las imágenes del vídeo pertenecen a una serie canadiense: Dante’s Cove. No sé si todavía está por ahí. No es gran cosa tampoco. Las imágenes están muy rebuscadas jajaja
      Bienvenida al blog!

      Le gusta a 1 persona

  2. Bueno, mirando mi extensa biblioteca 😀 me doy cuenta de q no solo tengo los libros, sino q ya los leí jajajajajaj, solo q fue hace algún tiempo y a veces mi memoria puede ser de gallina vieja 😀 pero ya he sacudido un poco el cerebro y todo ha llegado nuevamente 😛 además de eso no los tengo relacionados como Mery, sino como Christian, por eso dije q no te conocía…ups, perdón por eso, pues bien, como he dicho, ya los he leído, lo q no se, es si por aquí se puede hacer reseña y comentar q me parecieron, aunque tengo q advertir q la critica no es muy alentadora 😦 otra vez perdón, pero es q me dejaron con un sabor de boca amargosillo.
    Besoss!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Bueeeeeno, q conste, siendo así, aquí voy…a la una…a las dos y a lasss tres!! 😀 ( ni hablar! soy muy payasa 😛 )

    El primer libro no me gusto mucho, ya que esa inseguridad acérrima de Jared me exasperaba, al igual que la frescura de Colin para decir que también amaba a Sakis, así dijera que de diferente manera (eso no se lo creía nadie) bueno, las escenas de sexo, me gustan mejor escritas y descritas, pero eso ya va en cuestión de gustos 😛 aunque la verdad cuando tienen una temática bastante enganchadora no las tengo mucho en cuenta.

    Con el segundo libro, Chris me pareció bastante tedioso, me saco de casillas todo el tiempo jajajajajaj, sin contar que el dichoso sexo estuvo mas que sobre valorado, por no decir nulo, lo que sí me gusto mucho y me pareció lindo fue el final, awwwwww :3

    Del tercero, ejeeem, q te puedo decir 😦 fue el q menos me gusto, se me desfiguro completamente la relación de Jared y Colin y nunca se supo que fue lo que realmente paso para que estos dos se separaran, además de que…..no seeeee, de verdad, Colin después refugiándose en Sakis nuevamente? noooo, lo tenia de comodín, como utilizándolo(hasta el mismo Sakis lo decía) gggrrrrr me hervía la sangre, me salieron lagrimas de frustración e impotencia jajajaja, en serio, fuera de eso lo que paso con Kostas (que si lo amo, pero que no lo amo) y al final para quedar con el que menos esperaba.

    En fin, me ponía de los nervios y quería matar a todo el mundo jajajaja, ay q horror, pero era así, no puedo mentir, yo soy más bien demasiado romántica y estas cosas me ponen malisima, yo se que estos sentimientos de la historia pueden verse reflejados en la realidad, las infidelidades e inseguridades el cuento de: “amo a este” pero “siento algo muy grande por aquel” (no soy ingenua) pero las novelas que me leo las prefiero más del “te amo, sos solo mio y yo solo tuyo”

    No se si me entendás, espero que sí, solo quería desahogarme y expresar todos estos sentimientos que me quedaron con la lectura,ya que iba a explotar 😀 y me rió de mi misma, porque ahora q recuerdo bien, en su momento moria por leerlos, puesto que sus reseñas me dejaron muy interesada, pero así es la vida.

    El comentario es con todo el respeto del mundo y solo dando mi más sincero punto de vista, no se trata de ofenderte ni mucho menos, gracias de todos modos por haberlos escrito y haber plasmado tu alma en ellos, es solo q como dicen por allá en España, para gustos están los colores 😀

    Besos y abrazos!!!

    Me gusta

    1. Por lo que veo eres más de la romántica clásica y yo voy mucho por libre jajaja. Entiendo que, partiendo de tus gustos, no te gustasen mis novelas. Yo intento dar el máximo realismo a la historia y hacer a mis personajes tridimensionales. No me gustan los esquemas de la romántica tradicional y me los salto a la torera jajaja.
      El tema de la serie es que está inconclusa. Faltan dos novelas: la historia de Sakis y Colin antes de Jared y lo que sucede después. De hecho, la serie fue concebida así, para ir explicando el porqué de cada cosa, pero por circunstancias personales no he podido escribir las novelas como yo quería. De hecho, acabo de terminar la cuarta.
      La historia de Sakis y Colin es compleja, tienen una conexión muy fuerte y lo suyo nunca llega a resolverse realmente. No hasta que los dos pasan de los cuarenta. Hay algo que los llevó a romper y que no solucionaron en su momento.
      Entiendo que, si lo que te gustan son otro tipo de historias las mías no te lleguen o, como tú dijiste, te desesperen. Por eso te digo que no leas la cuarta jajaja.
      No te preocupes, Angie, no me has ofendido. Es una opinión subjetiva, lo que tú has sentido al leer las novelas y es tan lícito como el que apasionen a otros. Como ya te dije en el otro comentario, no podemos gustar a todos 😉 .
      ¡Un besote!

      Le gusta a 1 persona

      1. Siiiii y entiendo perfectamente ese punto de vista aunque a mi no me guste 😀
        Pues nada, quiero darte infinitas gracias por tomarte la molestia de leer y responder a mis comentarios, no todo el mundo lo hace de la manera como vos lo has hecho y me siento honrada por ello, cabe agregar q independientemente de los gustos literarios debo felicitarte por tu maravilloso trabajo, todo escritor merece nuestros halagos y aplausos, dado q dedican el tiempo y esfuerzo en lo q hacen, además de compartir lo q pasa por sus magistrales mentes(yo no tengo una tan prodigiosa 😛 )
        GRACIAS!!!
        Besos, abrazos y todo el éxito del mundo!!

        Le gusta a 1 persona

      2. Gracias! Eres bienvenida y puedes comentar lo que quieras en nuestro blog, que siempre contestamos 😉 y cualquier opinión es bien recibida.
        Un abrazote! Nos leemos!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s