Si no es por ese pirata no te conoce ni el Tato, que lo sepas

librosdigitales-piratas-fdg1

[…]los piratas llegan hasta un punto absurdo y aberrante. Venden librosque ellos han descargado gratuitamente, en plataformas tan gigantes como Google Play. Están ahí, con sus perfiles y sus decenas –o más de un centenar– de libros dispuestos a venderse por un módico precio, como 2,53 euros (muy accesible, la verdad). E incluso llegan a modificar los sellos editoriales para poner el suyo propio. Es el colmo de la arrogancia.

Así llegamos a encontrar la venta de libros duplicados en Google Play; unos, por parte de la editorial, mientras que otros, por parte de piratas que han descargado estas ficciones desde páginas de descarga y lo han subido a Google Play, con el precio que han estimado conveniente.[…]

[…]En Google Play cuando decides subir un libro, te hacen perjurar cincuenta veces que eres el responsable de los derechos de explotación. Pero después de eso, aparte de tu palabra, no hay nada más. Cualquiera puede subir un ebook y ponerle un precio. Es como cuando cortas a una lagartija su cola, internet funciona igual, puedes denunciar y tener unos meses con calma, donde se van eliminando los libros duplicados. Cuando llega la tranquilidad, otra vez empiezan a aparecer nuevos piratas y nuevos nichos, donde asentarse para poder vender y esperar a hacerse de oro.

Lee el artículo completo de Patricia Valentín aquí: http://www.zoomnews.es/540780/estilo-vida/libros/facilidad-piratear-libro-y-encima-venderlo-google-play

Sigue leyendo

Anuncios

PSI is coming

No queda nada…

Muy pronto lo sabremos…

La cuenta atrás ha comenzado.

P
S
I

…is coming.

¿Dónde está Bana Schwartz?

 

Atentos al blog…

 

¿Se puede escribir una novela en un mes?

dt.common.streams.StreamServer (1)

Como buena gallega voy a contestar a esta pregunta con un «depende». ¿Quieres escribir una novela decente? Entonces no. Si lo que quieres es el esqueleto de una novela, entonces sí.

Desde la distancia que mantengo habitualmente con otros escritores (por eso de que no me gustan determinadas actitudes y estoy en una edad en la que no siento la necesidad de formar parte de la manada), he visto a otros defender las novelas escritas en un mes. Que sí, que es fácil. NaNoWriMo (National Novel Writing Month) es un claro ejemplo de que no es difícil escribir una novela en un mes. Pero ellos mismos lo dicen: escribirla es el primer paso, luego viene el trabajo de verdad. Y eso, queridos míos, no lleva una semana. Sigue leyendo

¿Brújula o mapa? ¿Tal vez un poco de ambas?

brujula-y-mapas-5990

¿Eres escritor? Entonces muchas veces te habrán preguntado si eres escritor de brújula o mapa. Probablemente nunca te habías planteado algo así, pero al escuchar la pregunta de otros te habrás parado a pensar qué tipo de escritor eres. Y estoy segura de que, en la mayor parte de los casos, estarás justo en el medio. Tendrás un poco de ambos.

Hay escritores que necesitan un mapa para guiarse. Por supuesto, el trabajo previo a la escritura de la novela será tremendo. Y tedioso. Creo que pocas cosas hay más tediosas que lanzarse a la aventura de preparar tu novela previamente. Que si personajes, que si escenarios, que si escenas… nada queda al azar. Otros, sin embargo, no preparan nada en absoluto y se dejan llevar por la historia y sus personajes. Tienen una idea y, a partir de ahí, desarrollan una historia. Ambas opciones son válidas y las dos tienen sus ventajas e inconvenientes. Sigue leyendo

Editoriales estafa.

Las cosas no son siempre lo que parecen y, cuando se trata de vendernos algo, menos.

Como respuesta directa a la enorme multiplicación de escritores, las nuevas editoriales nacen como setas por doquier. Las hay para todos los gustos y en multitud de combinaciones: edición, co-edición, digitales, con correctores, con portadistas, sin nada de lo anterior,… Hay editorial para todo aquel que lo desee, hasta el punto en que un escritor puede decidir y escoger el camino que quiere para sus historias entre la publicación tradicional (bajo sello editorial) o la autopublicación.

¿No parece sospechoso, así, de entrada? Sigue leyendo

Caras famosas

david-gandy
Hola. Soy David Gandy. Y Vishous. Y Barrons. Y Bjork. Y… Y… Y… ya no sé quién soy.

Reconozco que, en este tema, estoy dividida.

Bueno, posiblemente «dividida» no sea la palabra exacta, pero ya me explicaré más adelante, porque la cosa da para mucho.

Lo que no se puede negar es que las caras famosas en la literatura romántica están de moda. Cada vez, más. Y por eso, este post se va a llenar de tíos buenorros (síp, cierto, también podría insertar imágenes de chicas… Mmmmm… ¿algún interesad@? ¿Allí, al fondo? ¿No? Vaaaale). Sigue leyendo

Alex, de Pierre Lemaitre

81cWfgkCmwL

Después de leer La Chica del Tren (podéis leer mis impresiones aquí y aquí. Las de Brianna aquí), leer Alex ha sido como entrar a un mundo nuevo porque es un libro bien escrito en el que no te esperas casi nada de lo que pasa. Casi. Alguna cosita sí te la esperas, pero no es demasiado importante y no te estropea la novela.

Sigue leyendo

El Amante (Marguerite Duras)

Quien me conoce un poco o me sigue desde hace tiempo sabe que siento verdadera pasión por Marguerite Duras y, más concretamente, por El Amante. En general, me apasiona esta escritora, pero la novela que nos ocupa es de esas obras que lees una y otra vez sin cansarte y, aunque te la sepas de memoria, siempre crees descubrir algo nuevo.

el-amanteEra muy jovencita cuando leí por primera vez la novela y también demasiado joven para entender algunas cosas. No recuerdo cómo acabó en mis manos, pero sí que fue mi primer contacto con la maravillosa Duras. Ahora, todos sus libros están en mi estantería, incluidas las dos versiones (porque no dejan de serlo) de la novela que nos ocupa: El Amante y El amante de la China del Norte.

Algo que me parece increíble es que esta novela, conocida por todos, haya pasado a la cultura popular con una imagen tan distorsionada. Supongo que tiene mucho que ver con la película de Jean-Jacques Anaud y las tórridas escenas de sexo entre la niña francesa y el impresionante chino (hay que ver lo bueno que estaba Tony Leung Kar Fai a los treinta y dos años. Vale, me centro, que a mí los asiáticos me pierden y en parte es por culpa suya) de la China del Norte. En realidad, Sigue leyendo

La chica del tren, Paula Hawkins

Algun@s ya sabéis que no suelo escribir opiniones de libros, pelis o series, a no ser que sea para decir «¡Diosss, tienes que leerlo/verlo!». Sin embargo, dos de nosotras hemos leído La chica del tren en un corto lapso y nos pareció interesante que cada una escribiera sus propias sensaciones y percepciones (podéis leer las impresiones de Mery aquí y aquí).

La chica del tren ha sido el libro de moda de este verano. Para mí, eso significa que es un libro que alguien lee porque todo el mundo lo lee. Independientemente de que se trate de una buena o mala historia, su nombre corre de boca en boca como la pólvora y, detrás, hay mecanismos de márketing en marcha para que esto sea así (¿recordáis la campaña de «el libro del que todo el mundo habla»? Pues eso mismo). Catalogada como thriller psicológico o novela negra, tengo la impresión de que ha querido subirse al carro del lanzamiento de la última de la saga Millenium (la misma cuyo autor originial nos dejó hace una década, sí) y así aprovechar el bombo y el platillo.
Sigue leyendo

Impresiones finales: La Chica del Tren

091915_1032_Impresiones1.jpg

Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece? Tú no la conoces. Ella a ti, sí

La gente es extremadamente generosa cuando, al mencionar esta novela te dice que es novela negra. También he leído que es una novela «de intriga y misterio». Sí, bueno, más o menos la misma intriga y misterio que una película de la sobremesa de Antena 3. Lo mismo. Es decir: nada. Al malo maloso ya lo pillas en cuanto te empiezan a presentar los sospechosos, porque en realidad hay dos (tres si en algún momento llegas a sospechar del primero que te presentan) y son demasiado obvios. Como el círculo social de la víctima es bastante reducido y teniendo en cuenta el estado en el que regresa Rachel a casa la misma noche en la que desaparece, es muy difícil no ver desde ese momento quién es el malo. Reconozco que seguí leyendo con la esperanza de que no tirase de ese recurso tan poco efectivo, tan viejo y tan trillado. Pero lo hizo. Y no solo lo hizo, sino que además hay gente que te dice que «no se lo esperaba». Bueno, supongo que no son lectores de novela negra como Dios manda, porque esta novelita es entretenida y poco más.

Y tras soltar esto, quiero que, si seguís leyendo, tengáis en cuenta que no es Sigue leyendo